Login

 

Salud

Dietas, nutrición, salud... Todo en un espacio para satisfacer tus necesidades de salud y bienestar en 20minutos.es
  1. Consumir alimentos ultraprocesados eleva el riesgo de sufrir depresión

    EFE

    Supermercado

    Los alimentos ultraprocesados son formulaciones industriales elaboradas a partir de ingredientes refinados, como azúcar, almidones, aceites vegetales y sal, o sintetizados, como grasas "trans" o aditivos, y "no contienen ningún alimento reconocible". Entre ellos se encuentran los refrescos azucarados, embutidos, postres lácteos azucarados, galletas, bollería industrial o los cereales para el desayuno, y se caracterizan por su baja calidad nutricional.

    Hace unos días un estudio norteamericano demostraba que comer alimentos procesados supone un mayor consumo de calorías. Ahora otro de un equipo científico español señala que el consumo regular de alimentos ultraprocesados, como refrescos azucarados o bollería industrial, puede conllevar un mayor riesgo de desarrollar depresión clínica en el futuro.

    La investigación ha sido llevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn) y sus resultados se han publicado en la revista European Journal of Nutrition.

    En total, se ha realizado un seguimiento a más de 14.000 voluntarios durante un máximo de 16 años y se ha comprobado que los consumidores de alimentos ultraprocesados tenían hasta un 33% más de riesgo de sufrir depresión que los que tenían un consumo mínimo o nulo e incluso mayor en personas con niveles bajos de actividad física.

    "Estudios previos ya habían encontrado que este tipo de alimentos aumentaban el riesgo de hipertensión y obesidad, condiciones que comparten mecanismos y factores de riesgo con la depresión", cuenta la investigadora del Ciberobn y primera autora, Clara Gómez Donoso. Este hallazgo, añade, "contribuye a la evidencia científica creciente sobre los graves efectos perjudiciales que tienen este tipo de alimentos".

    Además, los alimentos ultraprocesados están listos para consumir en cualquier momento, sin necesidad de preparación, y tienen una alta disponibilidad en el mercado. Ello, advierten los autores de este estudio, favorece su consumo y "desplazan el consumo de alimentos beneficiosos y a se alejan de los patrones alimentarios saludables".

  2. Investigan por qué tomar café lleva a hacer de vientre, y no es precisamente por la cafeína

    20MINUTOS.ES

    • "Curiosamente, estos efectos son independientes de la cafeína, porque el café sin cafeína tuvo efectos similares a los del café regular".

    Café

    Científicos de Texas están tratando de averiguar exactamente por qué el café ayuda a mover los intestinos y a hacer de vientre. Siendo esto cierto, no parece ser por la cafeína, según un estudio recientemente publicado en Digestive Disease Week.

    El estudio ha alimentando a ratas con café mezclado con bacterias intestinales. Los investigadores averiguaron que el café suprimía las bacterias y aumentaba la motilidad muscular independientemente del contenido de cafeína.

    "Cuando las ratas se trataron con café durante tres días, la capacidad de los músculos del intestino delgado para contraerse pareció aumentar", dijo Xuan-Zheng Shi, PhD, autor principal del estudio y profesor asociado de medicina interna en la Universidad de Sucursal médico de Texas, Galveston. "Curiosamente, estos efectos son independientes de la cafeína, porque el café sin cafeína tuvo efectos similares a los del café regular".

    Aunque es sabido el efecto del café en el intestino, los investigadores no han identificado la razón o el mecanismo específico. Los investigadores examinaron los cambios en las bacterias cuando la materia fecal se expuso al café en una placa de Petri, y al estudiar la composición de las heces después de que las ratas ingirieron diferentes concentraciones de café durante tres días. El estudio también documentó cambios en los músculos lisos del intestino y colon, y la respuesta de esos músculos cuando se exponen directamente al café. Todas, incluso el café sin cafeína, tuvieron efectos en las bacterias.

    Los investigadores necesitan seguir investigando para determinar si el café afecta a las bacteras buenas o a las que se consideran negativas. Pretenden averiguar si es bueno administarar café como tratamiento eficaz al estreñimiento postoperatorio, según informa Science Daily.

  3. La falta de concentración, el mal humor y los problemas de sueño en adolescentes se revierten limitando las pantallas

    EUROPA PRESS

    • Los investigadores estudiaron a aquellos que pasaron más de cuatro horas y menos de una al día ante una pantalla en su hogar.

    Móviles, adolescente

    El sueño en los adolescentes se puede mejorar con solo una semana limitando su exposición nocturna a pantallas que emiten luz en teléfonos, tabletas y ordenadores, según los hallazgos que se presentarán en Lyon (Francia), en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología, ECE 2019.

    El estudio del Instituto Holandés de Neurociencias, 'Amsterdam UMC' y el Instituto Nacional Holandés de Salud Pública y Medio Ambiente indica que, al reducir su exposición a los dispositivos emisores de luz azul en la noche, mejora la calidad del sueño en los adolescentes y se reducen los síntomas de fatiga, la falta de concentración y mal humor, después de solo una semana.

    En concreto, los investigadores estudiaron los efectos de la exposición a la luz azul en los adolescentes en el hogar. Aquellos que pasaron más de 4 horas al día de tiempo frente a una pantalla tuvieron un promedio de 30 minutos de dormirse más tarde y de despertarse por la noche que aquellos que registraron menos de 1 hora diaria de tiempo de exposición a las pantallas, así como más síntomas de pérdida de sueño.

    Estudios recientes han indicado que la exposición a demasiada luz nocturna, especialmente la luz azul emitida por las pantallas de los teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores, puede afectar al reloj del cerebro y la producción de la hormona del sueño melatonina, lo que resulta en una interrupción del tiempo y la calidad del sueño.

    La falta de sueño no solo causa síntomas inmediatos de cansancio y poca concentración, sino que también puede elevar el riesgo de problemas de salud más graves a largo plazo, como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiacas. Otros trabajos han sugerido que la falta de sueño relacionada con el tiempo de detección puede afectar más a los niños y adolescentes que a los adultos, pero ningún análisis ha investigado completamente cómo la exposición en la vida real afecta al sueño en los adolescentes en el hogar y si se puede revertir.

    El doctor Stenvers y sus colegas ahora están interesados en saber si la relación entre la reducción del tiempo frente a la pantalla y la mejora del sueño tiene efectos más duraderos y si los adultos pueden encontrar los mismos efectos. "Los trastornos del sueño comienzan con síntomas menores de cansancio y poca concentración, pero a largo plazo sabemos que la pérdida de sueño se vincula con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y enfermedad cardiaca. Si podemos introducir medidas sencillas ahora para hacer frente a este problema, podemos evitar mayores problemas de salud en los próximos años", concluye Stenvers.

     

  4. Un estudio demuestra que los alimentos ultraprocesados hacen comer en exceso y ganar peso

    EUROPA PRESS

    • Resultados de un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU.
    • Se considera alimento "ultraprocesado" si tiene ingredientes como aceites hidrogenados, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, agentes saborizantes y emulsionantes.
    • Los participantes en el estudio tendieron a comer 500 calorías diarias más que con una dieta no procesada.

    Alimentos muy procesados

    Las personas que consumían alimentos ultraprocesados ingerían más calorías y ganaban más peso que cuando seguían una dieta con alimentos mínimamente procesados, según los resultados de un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) estadounidenses. La diferencia se produjo a pesar de que las comidas proporcionadas a los voluntarios en las dietas ultraprocesadas y mínimamente procesadas tenían la misma cantidad de calorías y macronutrientes.

    Este estudio a pequeña escala de 20 voluntarios adultos, realizado por investigadores del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK, por sus siglas en inglés) de los NIH, es el primer ensayo controlado aleatorio que examina los efectos de los alimentos ultraprocesados según lo define el sistema de clasificación NOVA.

    Este sistema considera los alimentos "ultraprocesados" si tienen ingredientes que se encuentran predominantemente en la fabricación de alimentos industriales, como aceites hidrogenados, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, agentes saborizantes y emulsionantes.

    Los estudios observacionales previos que observaron grandes grupos de personas habían mostrado asociaciones entre dietas ricas en alimentos procesados y problemas de salud. Pero, debido a que ninguno de los análisis anteriores asignó al azar a personas a comer alimentos específicos y luego midió los resultados, los científicos no pudieron decir con certeza si los alimentos procesados eran un problema por sí mismos o si las personas que los consumían tenían problemas de salud por otras razones, como la falta de acceso a alimentos frescos.

    "Aunque examinamos un grupo pequeño, los resultados de este experimento estrechamente controlado mostraron una diferencia clara y constante entre las dos dietas", afirma el autor principal del estudio, Kevin D. Hall, investigador principal de NIDDK. "Este es el primer estudio que demuestra la causalidad: los alimentos ultraprocesados "hacen que las personas coman demasiadas calorías y aumenten de peso", añade.

    Para el estudio, publicado en Cell Metabolism, los investigadores admitieron a 20 voluntarios adultos sanos, 10 hombres y 10 mujeres, en el Centro Clínico de los NIH durante un mes continuo y, en orden aleatorio durante dos semanas en cada dieta, les proporcionaron comidas compuestas de alimentos ultraprocesados o comidas de alimentos mínimamente procesados.

    Por ejemplo, un desayuno ultraprocesado puede consistir en un panecillo con queso tipo crema y tocino de pavo, mientras que el desayuno no procesado es avena con plátanos, nueces y leche desnatada.

    500 calorías más

    Las comidas ultraprocesadas y sin procesar tenían las mismas cantidades de calorías, azúcares, fibra, grasa y carbohidratos, y los participantes podían comer tanto o tan poco como quisieran. En la dieta ultraprocesada, las personas consumían alrededor de 500 calorías más por día que las que ingerían en la dieta no procesada.

    También comieron más rápido con la dieta ultraprocesada y ganaron peso, mientras que perdieron peso con la dieta no procesada. Los participantes, en promedio, ganaron 0,9 kilogramos, o 2 libras, mientras estaban en la dieta ultraprocesada y perdieron una cantidad equivalente en la dieta no procesada.

    "Necesitamos averiguar qué aspecto específico de los alimentos ultraprocesados afectó al comportamiento alimentario de las personas y los llevó a ganar peso -dice Hall-. El siguiente paso es diseñar estudios similares con una dieta ultraprocesada reformulada para ver si los cambios pueden hacer que el efecto de la dieta sobre la ingesta de calorías y el peso corporal desaparezca". Por ejemplo, las ligeras diferencias en los niveles de proteínas entre las dietas ultraprocesadas y las no procesadas en este estudio podrían explicar la mitad de la diferencia en la ingesta de calorías.

    "Con el tiempo, las calorías adicionales se acumulan, y ese peso adicional puede llevar a enfermedades graves", advierte el director de NIDDK, Griffin P. Rodgers. Y añade: "Investigaciones como esta son una parte importante para entender el papel de la nutrición en la salud y también pueden ayudar a las personas a identificar alimentos que son nutritivos y accesibles, lo que ayuda a las personas a mantenerse saludables a largo plazo".

    Aunque el estudio refuerza los beneficios de los alimentos no procesados, los investigadores señalan que los alimentos ultraprocesados pueden ser difíciles de restringir. "Tenemos que tener en cuenta que se necesita más tiempo y más dinero para preparar alimentos menos procesados -afirma Hall-. Solo decir a las personas que coman de manera más saludable puede no ser efectivo para algunas personas sin un mejor acceso a alimentos saludables".

  5. La crema para varices que Sanidad está retirando por defectuosa

    20MINUTOS

    Crema Tromboben 1 mg/g

    La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ordenaba esta semana la retirada y devolución al laboratorio de la crema Tromboben 1 mg/g, en envase de 60 gramos. La razón ha sido un defecto descubierto en el principio activo pentosano polisulfato de sodio, como informaba Facua en un comunicado.

    El lote retirado es el N03, con fecha de caducidad de julio de 2021, y ha sido fabricado por los laboratorios Bohm, SA, y distribuido por Teva Pharma, SLU. La Aemps califica el defecto de esta crema como de 'clase 2' y consiste en la cantidad de pentosano polisulfato de sodio reflejada fuera de especificaciones.

    Esta crema de uso cutáneo pertenece al grupo de los fármacos antivaricosos tópicos, indicada para prevenir la formación de trombos y favorecer la regresión de aquellos de pequeño tamaño ya formados. Su uso está recomendado para los trastornos venosos como la pesadez y tirantez de piernas en adultos o hematomas superficiales producidos por golpes en adultos y niños mayores de un año.

    El organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social insta a todas las comunidades autónomas a realizar un seguimiento de la retirada de los lotes afectados de la crema Tromboben 1 mg/g, en tubo de 60 gramos.