Login

 

20MINUTOS.ES - Salud

Noticias de Salud en 20MINUTOS.ES
  1. La OMS da las claves sobre las mascarillas: "Las de tela deben llevar tres capas de diferentes materiales"

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este viernes que en lugares con transmisión generalizada de coronavirus todas las personas que no puedan mantener con otras la distancia de dos metros, como por ejemplo en el transporte público, tiendas o espacios cerrados con mucha gente, utilicen mascarillas o tapabocas de tela.

    En una actualización de su guía de consejos sobre este elemento de protección, la organización considera que a medida que los países van levantando las medidas de confinamiento y las restricciones de movimiento es necesario que las personas las utilicen para protegerse en situaciones en las que no se puede aplicar la distancia social recomendada.

    Hasta ahora, la OMS solo recomendaba -según su guía del pasado 6 de abril- el uso de mascarillas para la gente que atendía a personas potencialmente contaminadas, o que tenían tos o estornudos; así como para el personal sanitario.

    Las máscaras recomendadas para el público en general son las de tela, que deben cumplir ciertas condiciones para que realmente representen una protección para el portador y para el resto de la comunidad.

    La experta del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, April Beller, explicó que hay nuevas evidencias científicas (a partir de investigaciones de las universidades de Stanford y Colorado) sobre las máscaras de tela, los diversos materiales de los que puede estar hechas y el nivel de protección que confieren.

    Esos estudios han revelado cuáles son los materiales que pueden actuar como "barrera" a las microgotas que expelen las personas contaminadas cuando tosen o estornudan, y la manera en que deben combinarse para cumplir este cometido. "Si yo estoy infectada o tosiendo, todo entra en la máscara y no sale por el otro lado, así que es una manera para proteger al resto de personas", comentó Beller.

    La guía orientativa de la OMS recalca que no todas las máscaras de tela tienen la misma calidad de filtración, uno de las factores determinantes para su efectividad. Los materiales a considerar en la fabricación de una mascarilla eficaz son el polipropileno, el algodón y el poliéster, y la celulosa y la seda como últimas alternativas.

    "La distancia es la mejor prevención que existe. Si no es posible, ¿por qué la tela? Porque las mascarillas quirúrgicas deben ser guardadas para el personal sanitario", dijo Beller. Una excepción debe ser hecha para las personas de más de 60 años o que padecen enfermedades crónicas, a quienes ahora la OMS también recomienda el uso de mascarillas médicas.

    La OMS explica que lo ideal es que "las mascarillas de tela tengan al menos 3 capas de diferentes materiales", utilizando el material más absorbente (por ejemplo, el algodón) más cerca de la boca, lo que hará que, si se tose, las gotas de saliva se queden allí.

    Por fuera debería ir el material que más repele el agua, como el poliéster, mientras que como filtro (al medio) se podría utilizar el polipropileno, que es el material que se utiliza en las mascarillas quirúrgicas.

    En muchos países las mascarillas más utilizadas son las de algodón hechas de manera artesanal, sea porque las mascarillas quirúrgicas escasean, porque están reservadas para el personal médico o porque resultan más baratas.

    Utilizarlas es mejor que nada, pero el problema que tienen es que "absorben mucho el agua, así que cuando se mojan hay que cambiarlas porque pueden estar contaminadas", mencionó Beller.

    Las reglas para la utilización de las mascarillas son tan importantes como el material del que estén hechas: hay que lavarse o desinfectar las manos antes de colocarlas, y si se usan por poco tiempo -por ejemplo, para un trayecto en autobús- pueden ser guardadas en una bolsa de plástico para volverlas a utilizar luego.

    Lo recomendable es lavarlas todos los días, idealmente a 60 grados y, si esto no es posible, a mano, con agua, desinfectándolas un minuto con cloro y enjuagándolas muy bien a continuación.

    Otro aspecto a tener en cuenta es que si están muy estiradas, no funcionan; que deben cubrir nariz, boca y mentón, y que deben estar bien pegadas al rostro por todos los lados.

    Por otra parte, la nueva guía de la OMS señala que todas las personas que trabajan en instalaciones médicas atendiendo a todo tipo de enfermos, y no solo a pacientes con Covid-19, deberían utilizar máscaras médicas.

  2. Remedios caseros para eliminar llagas en la lengua fácilmente

    Es común que muchas personas hayan presentado alguna vez en su vida llagas o úlceras en la boca, sobre todo, en la lengua. Estas llagas aunque no suponen un afección grave, son muy molestas a la hora de hablar o comer.

    Las llagas constituyen "lesiones ulcerosas de forma redondeada u ovalada, con apariencia blanquecina, que pueden presentar diferentes tamaños". Deben ser heridas superficiales, es decir, que no presenten supuración o cualquier otro signo de infección, explican desde las clínicas dentales de Sanitas.

    No se conoce la causa exacta que puede provocar la aparición de úlceras en la boca, pero se cree que el estrés o las lesiones por traumatismo son la causa más frecuente, tal y como informan desde las clínicas dentales de Adeslas.

    Por otro lado, algunos alimentos como las frutas y las verduras cítricas pueden también desencadenar la aparición de úlceras en la boca o empeorar el problema.

    Además, una superficie dental afilada de la propia boca, un aparato dental o las dentaduras mal ajustadas, también pueden desencadenar estas llagas bucales. el tabaquismo, el consumo de algunos fármacos o las alteraciones hormonales también pueden estar relacionados con la aparición de úlceras.

    Por último, las úlceras bucales complejas pueden ser causa de un débil sistema inmunológico, de problemas nutricionales, como falta de vitamina B-12, zinc, ácido fólico o deficiencia de hierro o de enfermedades del tracto gastrointestinal, como la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn.

    Las llagas no tienen un tratamiento específico que las elimine, ya que estas úlceras desaparecen sin tratamiento en una o dos semanas. De este modo, se pueden seguir unos consejos para evitar su aparición frecuente, como evitar los alimentos irritantes y llevar a cabo una higiene correcta y diaria de la boca.

    Sin embargo, sí que se pueden utilizar algunos remedios caseros para acelerar el proceso de cicatrización. Estos son algunos de los que proponen desde la web de Institutos Odontológicos:

  3. Lavarse los dientes bien tiene truco: del cepillo al irrigador (y cómo conseguir uno por menos de 30 euros)

    Nada más despertarnos y casi lo último que hacemos antes de irnos a dormir. Lavarnos los dientes forma parte de la rutina de higiene de la inmensa mayoría, pero, a pesar de la cotidianidad de este acto, son muchos los que siguen haciéndolo mal. Usar una pasta de dientes genérica; enjuagarse la boca después del cepillado; no usar hilo dental ni colutorios específicos o no dedicar más de cuatro minutos diarios a esta práctica fundamental son algunos de los fallos más comunes y, por tanto, extendidos. Por ello, es fundamental asentar una serie de pasos (y trucos) que nos ayudarán a tener una sonrisa más limpia, sana y bonita.

    Uno de los primeros aspectos a los que conviene atender es al tipo de cepillo que utilizamos y optar siempre por uno que, además de eliminar los restos, no dañe las encías. Además, hay que recordar que una buena limpieza siempre se hace de atrás a adelante, en pequeños círculos y de abajo a arriba, para favorecer la desaparición de la placa y retrasar la formación del sarro. Eso sí, antes, es importante pasarse el hilo y, después, enjuagarse con un buen colutorio, pues, siguiendo este orden, es más fácil eliminar los restos de comida. Por último, otro de los trucos que hay que poner en marcha es el uso de un irrigador que acabe de higienizar hasta el último rincón de nuestra boca.

    Estos aparatos, gracias a la presión de agua, eliminan la suciedad adherida al esmalte de los dientes, favorece la eliminación de manchas y, además, mejora el aliento. Además, conseguir este complemento perfecto al cepillo de dientes no es complicado e, incluso, se puede encontrar buenos modelos a precios asequibles. Sirva de ejemplo este de Duomishu que protagoniza, solo hoy, las ofertas flash de Amazon, pudiendo ser tuyo por menos de 30 euros. ¿Quieres descubrir todo lo que puede hace rpor tu salud bucodental?

    comprar por 29,74 euros

    Este irrigador es el complemento ideal a nuestra higiene bucal si tenemos problemas de sarro, caries, sensibilidad dental y sangrado de encías y también, para personas con ortodoncia, implantes dentales o dentaduras postizas. Por ello, debemos aprender a sacarle el máximo partido.

    ¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

    En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

  4. ¿Cuánto crece el pelo en 3 meses?

    El cabello tiene un ciclo de vida por el que se va renovando con el paso del tiempo, denominado ciclo capilar, cuyas fases vienen determinadas por varios factores como la edad, los hábitos de alimentación, la genética o los cambios en el organismo, entre otros.

    El ciclo capilar presenta tres etapas diferenciadas: la de crecimiento (anágena), la de transición (catágena) y la de reposo (telógena). ¿Suele crecerte el pelo de forma rápida o pasan meses hasta que ves que tiene más longitud? Esto se debe, en gran medida, a la fase de crecimiento del cabello en su ciclo de vida.

    La primera fase de crecimiento es la más larga, ya que puede durar entre dos y siete años. "El cabello emerge desde el folículo piloso y va creciendo a un ritmo de un centímetro al mes, aproximadamente. Las personas que mejor alimenten su cabello y tengan una vida saludable lo verán crecer más", destacan desde el Instituto Médico Dermatológico (IMD). La longitud del pelo viene determinada por esta fase.

    La segunda fase de transición tiene una duración de tres semanas. En esta etapa el cabello deja de crecer "y el bulbo piloso, que recogía todo el alimento, se separa del torrente sanguíneo". De tal manera que el pelo no se está alimentando y para de crecer. "En esta fase es común que, al peinarnos, nos llevemos más de un cabello sin que sintamos que lo hemos arrancado. Esto se debe a que el cabello sigue pegado a nuestro cuero cabelludo, pero ya no tiene tanto agarre como en la fase anterior".

    La última fase de reposo dura, aproximadamente, tres meses. Es la etapa en la que "el cabello esperará su momento para separarse de nuestra cabeza, ya sea por su propio peso o arrancado en un cepillado".

    El crecimiento del cabello está condicionado por diversos factores que provocarán que en una persona crezca más rápido que en otra. En este sentido, "el cabello crece una media de 0,3 mm al día, aproximadamente un centímetro al mes, durante toda su fase de crecimiento", indica el IMD en su blog.

    "La longitud del cabello es una característica genética", pero existen determinados factores que pueden afectar a su crecimiento durante esta primera fase y que, según el IMD, serían los siguientes:

  5. ¿Qué es el síndrome de Reiter? Causas, síntomas y tratamiento

    La artritis reactiva se trata de una inflamación de las articulaciones y de las zonas de inserción de los tendones. "La artritis reactiva puede ir acompañada por inflamación de la conjuntiva (conjuntivitis) y de las membranas mucosas (tales como las de la boca y los genitales) y por una erupción característica. Esta forma de artritis reactiva antes se denominaba síndrome de Reiter", destacan en MSD Manual.

    Esta enfermedad, que genera dolor e inflamación articular, aparece como una reacción a una infección originada en el tracto digestivo (gastrointestinal) o en los órganos genitales o urinarios (genitourinario). "En la mayoría de los casos, estas bacterias se encuentran en los genitales (Chlamydia trachomatis) o en el intestino (Campylobacter, Salmonella, Shigella y Yersinia)", indican en el American College of Rheumatology.

    Por ello, tanto en hombres como en mujeres, puede generarse por la transmisión de bacterias durante las relaciones sexuales o a través de alimentos contaminados. Cualquier persona infectada por estas bacterias podría desarrollar la enfermedad, aunque hay factores de riesgo ya que se manifesta en mayor medida en hombres de 20 a 40 años y en aquellas personas con predisposición genética asociada al gen HLA-B27.

    Cada persona cursa la enfermedad de una manera diferente y los síntomas pueden variar y ser leves o graves. La enfermedad puede provocar algunos de estos síntomas o todos ellos:

    Suele afectar a "varias articulaciones al mismo tiempo, en especial las rodillas, las articulaciones de los dedos de los pies y las zonas en donde los tendones se insertan en los huesos, como los talones. Los tendones pueden estar inflamados y dolorosos. Cuando la enfermedad es grave suele cursar con dolor de espalda. Entre otros síntomas se incluyen febrícula, pérdida de peso y fatiga excesiva", explican en MSD Manual.

    Es una enfermedad que, en algunos casos, puede resultar difícil de diagnosticar ya que los síntomas pueden no aparecer de forma simultanea y no existe en la actualidad ninguna cura. "En la mayoría de las personas, los síntomas iniciales de artritis reactiva desaparecen en 3 o 4 meses, pero hasta un 50% de los pacientes sufren inflamación articular recurrente u otros síntomas durante varios años", detalla MSD. De hecho, algunas personas afectadas por artritis reactiva llegan a una situación de invalidez permanentemente.

    Existen tratamientos que alivian los síntomas y que tienen que ser evaluados por un equipo de profesionales sanitarios en función de cada persona. El tipo de tratamiento dependerá de la etapa de la enfermedad.

    Para el dolor y la inflamación se utilizan medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). También se pueden inyectar corticoesteroides en las articulaciones o en los tendones gravemente inflamados para aliviar los síntomas.Por otro lado, los médicos pueden recetar antibióticos para tratar la infección bacteriana que provocó la enfermedad.