Login

 

20MINUTOS.ES - Salud

Noticias de Salud en 20MINUTOS.ES
  1. Descubren dos anticuerpos eficaces contra la variante británica y sudafricana del coronavirus

    La rápida propagación de las nuevas variantes detectadas del coronavirus están siendo miradas bajo lupa por las autoridades sanitarias de todo el mundo. En España, el Ministerio de Sanidad publicó esta semana un informe en el que pone en el foco a siete variantes del virus, cuatro de ellas con "un interés creciente", si bien las británica, sudafricana y brasileña continúan siendo las más importantes.

    Respecto a las variantes británica y sudafricana —B.1.1.7 y B.1.351, respectivamente—, un estudio preliminar publicado en BioRxiv ha detectado la existencia de dos anticuerpos eficaces contra estas variantes.

    Se trata, tal y como recogen en Redacción médica, de los anticuerpos denominados 1-57 y 2-7, más eficaces contra estas dos variantes del coronavirus.

    Según explican en el estudio, que todavía no ha sido revisado por pares, las mutaciones que presentan las variantes británica y sudafricana del virus tienen una mayor capacidad para evadir los tipos más frecuentes de anticuerpos neutralizantes. Sin embargo, la potencia de neutralización de los anticuerpos 1-57 y 2-7 no se ha visto afectada por ambas variantes.

    Asimismo, prosiguen los autores del estudio, cada uno de estos anticuerpos utiliza un mecanismo distinto para evitar o acomodar mutaciones. En concreto, cada anticuerpo representó una respuesta con reconocimiento distinto de los de las clases de anticuerpos frecuentes.

    En este sentido, los investigadores sugieren que, puesto que las mutaciones no afectan a su capacidad neutralizante, ambos anticuerpos podrían ser buenos candidatos para un uso terapéutico que ayude a proteger durante más tiempo frente al coronavirus.

    Sobre la variante británica, de la que en España se han detectado oficialmente 898 casos confirmados, según el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Sanidad ha destacado que es "más transmisible, probablemente más letal y no parece que escape a la inmunidad", ya sea adquirida por infección natural o mediante la vacuna. En total, más de 8.600 casos detectados en 31 países europeos corresponden a este tipo de variante del virus.

    Por su parte, de la variante sudafricana, presente también en Zambia, Botswana y numerosos países europeos, constan 15 casos confirmados por Sanidad, a los que hay que añadir otros dos anunciados este viernes por la Comunidad de Madrid, los primeros detectados en la región.

  2. Noah Higón, la joven española con siete enfermedades raras: "Lo jodido es oír al médico decir que no hay cura"

    Este domingo, es el Día Mundial de las Enfermedades Raras, fecha que sirve para visibilizar a las tres millones de personas que viven en España afectadas por estos síndromes poco comunes.

    Noah Higón es una de ellas. Tiene siete enfermedades raras: Síndrome de Ehlers Danlos, Síndrome de Raynaud, Síndrome de Wilkie, Síndrome de Raynaud, Síndrome de May-Thurner, Síndrome del cascanueces, Síndrome de Raynaud y gastroparesia.

    A través de las redes sociales, donde le siguen miles de personas, ha conseguido alzar la voz para cumplir su objetivo: visibilizar las enfermedades raras.

    Le caracteriza una gran positividad para enfrentar las adversidades diarias. "Yo seguiré luchando hasta que la vida me lo permita, y ni ganar, ni perder será jamás una derrota. Solo espero que al final del camino pueda decir que lo di todo independientemente de cuál sea el resultado y esa, solo esa, será mi mayor victoria", confiesa.

    En vídeos e imágenes llena de cicatrices, vías y pruebas, habla de los sentimientos que le producen los ingresos constantes en el hospital que paralizan su vida de una joven universitaria de 21 años durante unos días o, incluso, semanas. "Lo jodido es oír al médico decir que no pueden hacer nada más por mí, que no hay cura, ni tratamiento. Que todo es duda e incertidumbre", confiesa.

    En De qué dolor son tus ojos, el libro que publicó hace un año, quiso plasmar toda su lucha desde pequeña, cuando desconocía qué le sucedía y le diagnosticaron el primer síndrome con tan solo 10 años, hasta la actualidad.

  3. Guía rápida para entender el etiquetado de los alimentos (y la letra pequeña)
    The Conversation

    Posiblemente pensemos que sabemos lo que compramos. Pero, ¿es realmente así? Por ejemplo, ¿sabemos distinguir entre un zumo y un néctar? ¿O cuándo un alimento tiene un exceso de azúcares añadidos? ¿Sabemos valorar si necesitamos tomar ciertos alimentos enriquecidos?

    Seguro que más de una persona ha llegado a casa con un supuesto paquete de “queso para fundir”. Y resulta que, al leer la etiqueta con más atención, la palabra “queso” no aparecía por ningún lado. Leyendo con detenimiento, la denominación del producto —que nos indica lo que realmente estamos comprando— dice: "Preparado lácteo rallado en hilos para gratinar y fundir".

    ¿Y eso no es queso? No. En este caso los ingredientes son agua, grasa vegetal de coco, leche, almidón modificado de patata, sal, proteínas de leche, fermentos lácticos, colorante y potenciador de sabor. Muy lejos de la definición de queso, cuyos ingredientes serían leche, cuajo y sal. Por lo tanto, fijarse en la denominación del producto es el primer paso para que no nos den gato por liebre y comer de manera saludable.

    Otro ejemplo muy común en relación a la denominación del producto son las bebidas elaboradas a base de frutas exprimidas. Que en el envase aparezcan fotos de frutas, no significa que se trate de un zumo. De hecho, si es zumo suele venir indicado. En el resto de las ocasiones, el producto suele ser un néctar o una bebida refrescante, a los que se suele añadir azúcar.

    El zumo es el producto obtenido a partir de las partes comestibles de la fruta y que posee las características propias del zumo de la fruta de la que procede. En cuanto al néctar, éste se obtiene a partir de un concentrado de frutas al que se le añade agua y, generalmente, azúcares. De esta manera, se consigue una bebida con un nivel de acidez más bajo y mayor aceptación por parte del consumidor, pero también menos saludable. Paradójicamente, el precio de estos "zumos diluidos y azucarados" o néctares suele ser superior al de los zumos.

    En cuanto a las bebidas refrescantes, estas no vienen definidas en la normativa vigente, por lo que la industria alimentaria puede hacer el producto como quiera.

    También es imprescindible fijarse en el listado de ingredientes, donde vienen todos los componentes ordenados de mayor a menor cantidad en el producto final. De esta forma, sabremos de inmediato si aquel ingrediente que da nombre al producto se encuentra realmente presente en una cantidad significativa. Por ejemplo, el reglamento vigente no impide llamar "crema de bogavante y cigalas" a una crema donde el contenido de ambos ingredientes es mínimo (por ejemplo, una crema a base de verduras y hortalizas donde se ha añadido un extracto de bogavante –11%– y menos de un 2% de carne de cigalas).

    Además, es muy útil para determinar si un alimento tiene mucho azúcar. Mirando la información nutricional, sabemos la cantidad de azúcar. Pero ¿cómo identificar cuándo es excesiva? ¿Cuándo ese azúcar es propio del alimento o es añadido? Para eso, podemos mirar el listado de ingredientes y ver si viene indicado como ingrediente, y en qué posición. Incluso si viene "camuflado" en forma de miel, melaza, jarabe de arce o alguno de los formatos que aparecen en la siguiente imagen.

    Si bien es cierto que no podemos pasarnos horas en la tienda o supermercado leyendo las etiquetas de arriba a abajo para escoger los productos, creemos que es necesario que aprendamos a fijarnos en, al menos, algunos aspectos clave. Solo así compraremos lo que realmente queremos y necesitamos.

    Como se señala en nuestra publicación ¿Sabemos lo que compramos? Guía práctica para entender el etiquetado de los alimentos, es importante entender qué son y cómo interpretar las declaraciones nutricionales o de propiedades saludables. Se trata de alegaciones voluntarias —a diferencia de las anteriores, que son obligatorias— que indican los posibles beneficios que aporta el consumo de cierto producto.

    Por ejemplo, las declaraciones nutricionales son aquellas que recogen frases como "fuente de fibra" o "sin azúcares añadidos", mientras que las declaraciones de propiedades saludables presentan formatos como "ayuda a regular los niveles de colesterol".

    Aunque dichas declaraciones están reguladas a nivel europeo, siempre hay que asegurarse de que indican lo que parecen indicar, además de "leer la letra pequeña", es decir, mirar bien todo lo que se indica en el envase. En caso de tener dudas, se puede consultar la página web de la empresa que comercializa el producto y recurrir a personal cualificado, como dietistas-nutricionistas.

    Algunas de las cuestiones que todos debemos plantearnos antes de empezar a consumir alimentos con este tipo de declaraciones son: ¿realmente necesito tomar una cantidad extra de determinado nutriente o tomo la cantidad suficiente a través de la alimentación? ¿me ayudará a disminuir el riesgo de padecer una patología? Y en caso afirmativo, ¿de verdad lo necesito?

    En ese sentido, abundan en el mercado productos que afirman ayudar a regular el colesterol sanguíneo. Aunque es cierto que funcionan —gracias a su contenido en fitoesteroles/fitoestanoles—, conviene tener en cuenta que no se obrará el milagro con una dosis. Se necesitan varias semanas para observar el efecto. Además, su consumo nunca supone una disminución de los niveles de colesterol sanguíneo superior al 15% o 20%. El éxito, evidentemente, radica en utilizar estos productos a la vez que mantenemos un patrón de alimentación y estilo de vida saludables.

    En cuanto a su mecanismo de acción, este consiste en bloquear la absorción del colesterol ingerido a través de la dieta. Por lo tanto, los efectos beneficiosos frente al colesterol solo se observan si se consumen junto con las comidas más copiosas y ricas en colesterol. En nuestra sociedad, estas suelen ser las comidas del mediodía.

    Otros productos destinados a disminuir la hipercolesterolemia son los enriquecidos con ácido oleico. Diversos estudios científicos confirman que este ácido graso resulta útil para regular las concentraciones de colesterol sanguíneo. Sin embargo, debemos plantearnos la necesidad de utilizar este tipo de productos. En una sociedad en la que el consumo de aceite de oliva es alto, la cantidad diaria requerida para obtener este efecto beneficioso es fácilmente alcanzable a través de la dieta.

    Estos son solo algunos ejemplos que ilustran lo importante que resulta comprender el etiquetado de los alimentos y tener un pensamiento crítico frente al marketing alimentario. Solo de esta manera podremos elegir libremente y con conocimiento qué productos llevamos a la mesa.

    Leixuri Aguirre, Profesora e investigadora en la UPV/EHU. Investigadora del CiberObn del Instituto de Salud Carlos III y el Instituto de Investigación Biosanitaria Bioaraba, Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea; Itziar Eseberri Barace, Doctora en Nutrigenómica y Nutrición Personalizada. Profesora e investigadora en la UPV/EHU. Investigadora del CiberObn del Instituto de Salud Carlos III y el Instituto de Investigación Biosanitaria Bioaraba, Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea; María Arrizabalaga, Departamento Farmacia y Ciencias de los Alimentos, Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea y Maria Puy Portillo, Catedrática de Nutrición. Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea

    Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

  4. Vacuna de Janssen contra el coronavirus: estos son sus efectos secundarios

    La vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica Janssen, filial de la estadounidense Johnson & Johnson, es la cuarta vacuna que prevé ser aprobada por la Unión Europea el próximo 11 de marzo. A falta de que el regulador europeo dé luz verde a esta vacuna, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA) ha hecho público un informe en el que detallan la eficacia y seguridad de esta vacuna, así como los efectos secundarios detectados en un ensayo realizado en personas mayores de 18 años.

    Según el documento, recogido por Redacción médica, se diferencian los efectos secundarios entre locales y sistémicos, y es el grupo de edad inferior a 60 años el que presenta mayores efectos adversos, sostienen.

    Entre las reacciones locales, un 58,6% de las personas entre 18 y 59 años experimentaron dolor en la zona de la inyección frente al 33,3% de las personas mayores de 60 años, una molestia que duró, de media, dos días.

    Otro efecto del que también se informó fue eritema, presente en el 9% de los voluntarios entre 18 y 59 años y en el 4,6% de las persons mayores de 60 años.

    Asimismo, un 7% de las personas del grupo de menor edad informaron de haber tenido hinchazón, mientras que solo un 2,7% de los participantes de más de 60 años reportaron este efecto secundario. En este caso, esta molestia estuvo presente hasta tres días después de haber recibido la vacuna.

    Entre los efectos adversos sistémicos más comunes que detalla el informe de la FDA, se encuentran el dolor de cabeza y la fatiga, ambos más frecuentes en el grupo de edad más joven.

    En concreto, un 44,4% de las personas entre 18 y 59 años padeció dolor de cabeza frente a un 30,4% de los participantes mayores de 60 años.

    Respecto a la fatiga, estuvo presente en un 43,8% del grupo de menor edad mientras que solo el 29,7% de los mayores de 60 años experimentó este efecto adverso.

    El dolor muscular —descrito en el 39,1% de las personas más jóvenes y en el 24% de los mayores de 60 años—, las náuseas —presentes en un 15,5% y un 8,9%, respectivamente— y la fiebre —de la que informaron un 12,8% y un 3,1%—, fueron los otros efectos secundarios reportados en el informe de la FDA.

    Además, un 26,4% de las personas entre 18 y 59 años y un 9,8% del grupo mayor de 60 años necesitaron un tratamiento con analgésicos tras recibir la vacuna.

  5. Alicia Folgueira: "La primera dificultad para los afectados por una enfermedad rara es poner nombre a esa enfermedad”

    En España, más de tres millones de personas padecen alguna de las calificadas como enfermedades raras, que son aquellas que afectan a menos de 1 de cada 2.000 personas.

    Se estima que en la actualidad hay entre siete y ocho mil enfermedades raras catalogadas, y la cifra aumenta día a día. De estas enfermedades, un 80% tiene un origen genético, de ahí la gran importancia que tiene para las enfermedades raras impulsar la genética y la genómica. Precisamente a buscar tratamientos genéticos que den solución a estas y otras enfermedades se dedica Novartis Gene Therapies, compañía dirigida por Alicia Folgueira, con quien hablamos de las terapias génicas en las que trabajan.

    En España, tres millones de personas padecen algunas de las 7.000 enfermedades catalogadas como raras. ¿Cuál es el principal problema al que se enfrentan estas personas?

    Las familias con un miembro afectado por una enfermedad rara, independientemente de cuál sea, conocen bien las muchas dificultades a las que se tienen que enfrentar. La primera de ellas es poner nombre a la enfermedad, saber qué es lo que tienen. El retraso diagnóstico en estas enfermedades es muy importante debido a que la prevalencia de cada una de ellas es baja, aunque el volumen total de afectados, asciende por encima de los tres millones de personas en España. Es bastante frecuente que los afectados pasen de consulta médica en consulta antes de recibir un diagnóstico que puede demorarse años. A este retraso diagnóstico se suma la demora en la administración de los tratamientos o directamente la carencia de los mismos. La mayoría de las enfermedades raras son de origen genético y no siempre hay disponibles tratamientos para estas patologías, a menudo, graves.

    La falta de tratamientos es uno de estos problemas principales. ¿Es solo una cuestión de investigación de dinero?

    El problema es mucho más complejo. La industria farmacéutica lleva años realizando un importante esfuerzo en investigación. De hecho, de cada diez tratamientos aprobados por la Unión Europea, entre tres y cinco se corresponden a medicamentos huérfanos, que son los que utilizamos para estas enfermedades raras. No olvidemos que estamos hablando de 7.000 enfermedades muy diferentes entre sí, que afectan a muy pocos individuos cada una. De la mayoría de ellas nos queda mucho que aprender y descubrir para poder llegar a tratamientos seguros y eficaces.

    ¿A qué otros retos se enfrentan investigadores y enfermos?

    Es fundamental avanzar en la agilización de los procedimientos de acceso para que los medicamentos huérfanos lleguen cuanto antes a las familias. A pesar de que el compromiso con los medicamentos huérfanos está presente en Europa y reflejado en el ritmo de aprobación de nuevos tratamientos, observamos una ralentización de ese ritmo cuando dichas autorizaciones llegan a España.

    Novartis Gene Therapies se dedica a buscar terapias génicas eficaces para muchas de estas enfermedades. ¿En qué consisten, a grandes rasgos, estas terapias?

    Las terapias génicas son innovación con mayúsculas. El concepto de terapia génica, pese a su aparente novedad, se introdujo en la década de 1970 y demostró por primera vez su eficacia en la corrección de un defecto genético en células humanas en 1985. Conforme la investigación sobre terapia génica avanza, crece también su potencial para ayudar a pacientes con patologías genéticas. Las enfermedades que se han empezado a estudiar como candidatas para la terapia génica son las denominadas monogénicas, aquellas causadas por defectos heredados en un único gen. Algunas de las más conocidas son la hemofilia, la fibrosis quística o algunas formas de enfermedad de Parkinson. Existen, sin embargo, otras mucho menos conocidas como la Atrofia Muscular Espinal o el Síndrome de Rett, dos patologías que afectan gravemente a la capacidad motora de los pacientes y con las que en Novartis Gene Therapies estamos comprometidos.

    ¿Cómo funcionan las terapias génicas?

    El modo de actuación de la terapia génica puede resumirse en tres pasos. Primero, se crea una nueva copia funcional del gen ausente o defectuoso. Segundo, se introduce a través de un vector, normalmente la cápside o envuelta de un virus adenoasociado (AAV), en las células del paciente. Y, tercero, el nuevo gen funcional comienza a producir correctamente la proteína y se evita así la enfermedad. De los diferentes vectores que se han estudiado para optimizar el proceso de entrega del nuevo gen, los AAV han dado los mejores resultados. Estos vectores, producidos en laboratorio, provienen de virus que no causan enfermedades en humanos, pero nos ayudan a transferir el material genético que le falta al paciente al núcleo de sus células. El AAV serotipo 9, también llamadoAAV9, es el que empleamos en Novartis Gene Therapies, porque tiene además la capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica y llegar al tejido nervioso.

    La mera idea de pensar en ‘manipular’ el ADN de alguien suena a ciencia ficción… ¿Se puede decir que es ya una realidad?

    Es ya una realidad y estoy convencida de que en el futuro cada vez veremos más aplicaciones. La terapia génica supone el presente y el futuro de la medicina por dos razones: la primera, porque ataca el origen, la causa raíz de la enfermedad en vez de sus efectos, lo que resulta clave para la vida del paciente. Y la segunda, porque administramos una sola dosis frente a los tratamientos crónicos que obligan a administraciones sucesivas de por vida. Esto supone un cambio de paradigma sin precedentes para la calidad de vida de nuestros pacientes.

    Aparte de para tratar enfermedades de origen genético, ¿a qué otras patologías pueden aplicarse?

    Las patologías genéticas potencialmente candidatas para la terapia génica son las denominadas monogénicas, aquellas causadas por defectos heredados en un único gen. Hay que tener en cuenta que las enfermedades genéticas están causadas por mutaciones que producen cambios en uno o varios genes. Los genes contienen el ADN, las instrucciones para fabricar proteínas. Las mutaciones modifican estas instrucciones, de forma que las proteínas no funcionan correctamente o faltan y se produce una enfermedad genética. Es ahí donde las terapias génicas adquieren su razón de ser atacando la causa raíz de la enfermedad.

    Uno de vuestros últimos grandes logros ha sido la creación de Zolgensma, un medicamento eficaz para la Atrofia Muscular Espinal, una enfermedad genética devastadora que afecta a unas 400 personas en España. ¿Qué puede hacer este medicamento por las personas que padecen esta enfermedad?

    Zolgensma ® (onasemnogene abeparvovec-xioi) se trata de la primera terapia génica diseñada para la atrofia muscular espinal (AME), una enfermedad devastadora que hasta hace poco tiempo no contaba con opciones terapéuticas eficaces. Hay que tener en cuenta que nueve de cada diez niños con la forma más grave y más frecuente de esta enfermedad fallecen o necesitan respiración asistida de por vida antes de cumplir los dos años si no reciben tratamiento. Nuestro tratamiento es una terapia revolucionaria que, a diferencia de otras, actúa sobre la causa subyacente de la enfermedad, detiene su evolución y redefine las posibilidades vitales para los pacientes y sus familias. Se evita de este modo la progresiva e irreversible destrucción de las motoneuronas, causante de la enfermedad y la aparición de los síntomas más graves de la AME. El tratamiento, que ya está disponible en EEUU y en prácticamente la mayoría de los países europeos, marca un antes y un después en la historia de esta enfermedad, ya que se administra en una sola dosis a través de una inyección intravenosa en 60 minutos y permite que los niños tratados precozmente lleven a cabo una vida prácticamente normal.

    ¿Cuándo se empezará a utilizar en España?

    Está aprobado por las autoridades americanas y europeas y está siendo ya utilizado en EEUU y en prácticamente la mayoría de los países en Europa. En España, nuestro mayor compromiso es que esté disponible para las familias cuanto antes. En Novartis Gene Therapies estamos convencidos de que llegaremos a un acuerdo que permita a las familias acceder a este tratamiento. Hay que tener en cuenta que la AME es una enfermedad muy grave. Estimamos que cada año nacen en España 36 niños con la mutación genética, de los cuales 22 se corresponden con la forma más grave de la enfermedad. Estos niños sin tratamiento tienen una supervivencia inferior a los dos años.

    De este medicamento se ha dicho que es ‘el más caro del mundo’…

    Es cierto que se le ha puesto la etiqueta del medicamento ‘más caro del mundo’ y entendemos que puede tener un atractivo mediático, pero en realidad no lo es, dado que hablamos de una sola dosis en la vida del paciente. Sin embargo, desde Novartis Gene Therapies creemos que es importante y necesario diferenciar precio y valor. Nuestro objetivo es que el tratamiento esté disponible en España lo antes posible para los pacientes que lo necesitan, para ello queremos acordar las condiciones de manera responsable y en línea con su valor para los pacientes, los cuidadores y la sociedad. Como le comentaba antes, hablamos de una terapia génica transformadora y administrada en una única dosis frente a otros tratamientos crónicos de por vida, lo que ofrece una aportación significativa a los sistemas de salud.

    ¿En qué otras enfermedades estáis trabajando y en cuáles tenéis las investigaciones avanzadas?

    Nuestra prioridad es poner a disposición de las familias esta primera terapia génica para la atrofia muscular espinal. Pero nuestros proyectos van más allá de la comercialización. Somos conscientes de la importancia del diagnóstico precoz en enfermedades como la AME, por eso estamos trabajando en estrecha colaboración con hospitales y autoridades sanitarias en distintos programas de cribado neonatal. En la AME, nos enfrentamos a una carrera contra el reloj en la que estamos hablando simple y llanamente de salvar vidas y de que los pacientes obtengan la mayor calidad de vida posible. Son ambas cosas, vivir y vivir lo mejor posible, esto marca la diferencia dependiendo del tipo de terapia que reciban, una sola dosis o un tratamiento crónico. Sabemos bien que el tratamiento es más eficaz cuanto antes de administre, de ahí la necesidad de acelerar los diagnósticos y el tratamiento. En paralelo y a más largo plazo, estamos trabajando también en terapias génicas para otras dos patologías: el Síndrome de Rett y la ataxia de Friedreich, otras dos enfermedades de las denominadas raras.

    ¿Acabaremos, en los próximos años, con muchas enfermedades genéticas gracias a la terapia génica?

    No sé si la palabra acabar es la más adecuada, pero yo soy optimista y creo que, gracias a la terapia génica, seremos capaces de abordar cada vez más enfermedades genéticas de forma muy eficaz. En el caso de la AME, que es un buen ejemplo, ya es una realidad. Tenemos ya experiencia de niños tratados con terapia génica que han alcanzado hitos motores sin precedentes en el curso natural de la enfermedad y están haciendo una vida prácticamente normal.

    Para acabar, ¿qué pediría, tanto a las administraciones públicas como a las farmacéuticas privadas, para afrontar el problema de las enfermedades raras?

    Entendimiento, escucha, colaboración. Todos somos conscientes de la necesidad de garantizar la fortaleza de nuestro sistema de salud que, como estamos viendo ahora con la pandemia de coronavirus, debe ser un pilar fundamental de nuestro Estado de Bienestar y merece ser mimado. Nuestro compromiso como industria es una política de mano tendida hacia las Administraciones de manera que consigamos poner a disposición de los pacientes los tratamientos que necesitan sin comprometer la sostenibilidad del sistema sanitario.