Login

 

20MINUTOS.ES - Salud

Noticias de Salud en 20MINUTOS.ES
  1. La OMS ahora no descarta que el coronavirus se transmita por el aire

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado este martes que los expertos no descartan la posibilidad de que el virus de la COVID-19 se transmita por vía aérea, aunque ha subrayado que por ahora mantiene las medidas de prevención ya recomendadas.

    "Sobre la posible ruta de transmisión aérea hay nuevas evidencias, pero no definitivas, y esa posibilidad se ve especialmente en condiciones muy específicas, como lugares con mucha gente y poco ventiladas", ha explicado Benedetta Allegranzi, perteneciente a la Unidad Global de Prevención de Infecciones de la OMS.

    Allegranzi ha respondido así a la carta publicada el lunes en el diario The New York Times por 239 científicos, en la que pedían a la OMS tomarse más en serio la hipótesis sobre una transmisión aérea del coronavirus y subrayaban que los estándares de distancia social frente a la COVID-19 eran insuficientes.

    La experta ha agregado que la OMS sigue recomendando evitar reuniones en lugares cerrados o participar en actos con un gran número de gente, además del mantenimiento de adecuadas condiciones de ventilación, el distanciamiento social y un uso de mascarillas cuando éste último sea difícil.

    La jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, ha asegurado que muchos de los firmantes de la carta en The New York Times son expertos con los que ya está colaborando el organismo con sede en Ginebra desde hace varios meses.

    "Mantenemos relación con este grupo de científicos desde abril, a través de distintas redes, y damos la bienvenida a la colaboración con científicos de todo el mundo", aseguró.

    Además, ha añadido que muchos de los firmantes son ingenieros, cuya aportación puede ser muy importante especialmente en la adopción de medidas de ventilación de recintos.

    Aunque la OMS considera que el principal medio de transmisión del coronavirus es a través de pequeñas gotas (expelidas por los enfermos, por ejemplo, al toser o al estornudar), Van Kerkhove ha aclarado que se siguen estudiando otros medios de transmisión, que incluyen de animales al ser humano y de madres a hijos en el embarazo.

  2. Un hombre brasileño podría ser la primera persona en 'curarse' del VIH con una terapia farmacológica experimental

    Un hombre brasileño de 34 años podría ser la primera persona en 'curarse' del VIH tras recibir una terapia farmacológica experimental intensiva, según informa The Telegraph.

    El hombre, que fue diagnosticado en 2012, es la primera persona que mantiene la remisión del VIH en un largo plazo de tiempo después de recibir una terapia intensiva de antirretrovirales. Junto con él, otros cuatro pacientes recibieron el mismo tratamiento, pero sin conseguir estos resultados.

    Los investigadores, que dieron a conocer estos resultados esta semana en una conferencia virtual de la Sociedad Internacional de SIDA, señalan que aún son necesarios más análisis. El doctor Ricardo Díaz, de la Universidad de Sao Paulo, es quien ha liderado el estudio de este caso.

    El hombre recibió un tratamiento estándar de antirretrovirales dos meses después de su diagnóstico. Tras ello, se inscribió en un ensayo clínico en el que recibió antirretrovirales estándar a la vez que otros dos medicamentos contra el VIH: dolutegravir y maraviroc. También recibió nicotinamida, un tipo de vitamina B.

    Esta vitamina lucha contra la parte del virus que infecta las células haciendo que se autodestruya a la vez que activa el sistema inmunitario. Recibió esta terapia durante un año, hasta marzo de 2019. Desde esa fecha se le ha realizado una prueba cada 3 semanas y, un año después, continúa sin detectarse carga viral ni anticuerpos.

    Para expertos ajenos a la investigación, como Sharon Lewin de la Universidad de Melbourne, el hecho de que no haya anticuerpos es lo que confirmaría la curación. Sin embargo, también señala que se trata de un solo paciente y que los resultados han sido publicados como un informe del caso y no como un estudio académico, por lo que no se puede calibrar cuán significativo es.

    En otras dos ocasiones se ha hablado de casos curados. En 2007, Timothy Brown, conocido como "el paciente de Berlín", se sometió a un trasplante de médula ósea tras el que lleva más de 10 años libre de la enfermedad. El año pasado, Adam Castillejo fue la segunda persona en declararse libre del virus tras un tratamiento con células madre. De confirmarse el caso de este hombre brasileño, sería la primera vez que el virus ha sido eliminado en un adulto sin un trasplante de médula o de células madres

  3. Remedios caseros para las quemaduras del sol

    La exposición solar tiene efectos beneficiosos ya que estimula la producción de vitamina D, esencial para el correcto funcionamiento del organismo. No obstante, tomar el sol de forma prolongada tiene efectos perjudiciales como, por ejemplo, la aparición de quemaduras, envejecimiento de la piel, reacciones alérgicas e incluso cáncer.

    La radiación UVB es la responsable de la aparición de quemaduras solares. "La piel se torna roja y se inflama. Esto es una señal de alarma grave enviada por las células cutáneas", señala la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

    Los signos de quemaduras solares suelen aparecer de una hasta 24 horas más tarde, salvo en los casos más severos que aparecen a las 72 horas. "Los cambios cutáneos van desde un eritema leve con descamación evanescente a dolor, tumefacción, dolor en la piel y ampollas", subraya la Fundación Piel Sana en otro artículo. Además, se pueden producir otros síntomas como escalofríos, debilidad, fiebre o shock, "igual que con las quemaduras térmicas, si se quema una gran parte de la superficie corporal; estos síntomas se pueden deber a la liberación de interleucina-1".

    La prevención es la herramienta más importante para evitar la aparición de quemaduras solares mediante el uso de fotoprotectores solares adecuados, entre otras medidas.

    En el caso de presentar una quemadura por haber tomado el sol, existen una serie de remedios que tratan de aliviar el dolor, la hinchazón y el malestar general. Sin embargo, si la quemadura es grave o si estos remedios no ayudan es fundamental que acudas al médico.

  4. ¿Cuántos tipos de peste existen? ¿Qué caracterizó a la peste negra?

    A lo largo de la historia de la humanidad, la peste ha provocado graves pandemias con efectos devastadores sobre la población. Puede que la más conocida sea la denominada como peste negra que asoló Europa a mediados del siglo XIV y que causó la muerte de aproximadamente 50 millones de personas, tal y como destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Conocida también como muerte negra, los expertos creen que el brote epidémico comenzó en Asia y traspasó el océano hasta llegar a Europa a través de las rutas comerciales. Es complicado establecer una cifra exacta de víctimas en todo el mundo, pero diversas teorías aseguran que afectó a un tercio de la población.

    Desde su estallido, "la peste negra se convirtió en una inseparable compañera de viaje de la población europea, hasta su último brote a principios del siglo XVIII. Sin embargo, el mal jamás se volvió a manifestar con la virulencia de 1346-1353, cuando impregnó la conciencia y la conducta de las gentes, lo que no es de extrañar. Por entonces había otras enfermedades endémicas que azotaban constantemente a la población, como la disentería, la gripe, el sarampión y la lepra, la más temida", explican en Historia National Geographic.

    Esta plaga procedente de Asia se extendió por todo el mundo en un escaso margen de tiempo debido, en gran parte, a las deficientes condiciones higiénicas, la mala alimentación y la imposibilidad de tratamiento.

    La peste es una enfermedad infecciosa provocada por una bacteria zoonótica denominada Yersinia pestis que se encuentra en pequeños mamíferos y roedores y en las pulgas que los parasitan.

    De esta manera, la transmisión entre los animales es producida por las pulgas y el ser humano se puede contagiar, según la OMS, de las siguientes maneras: por la picadura de pulgas infectadas, por el contacto estrecho con líquidos corporales infectados o materiales contaminados, y por la inhalación de gotículas respiratorias de personas con peste neumónica.

    ¿Dónde está presente esta enfermedad? ¿Sigue habiendo casos en la actualidad? La peste está presente en todos los continentes menos en Oceanía. "Hay riesgo de peste humana en todo lugar en que la población humana coexista con la presencia de focos naturales de peste (la bacteria, un animal reservorio y un vector)", subraya la OMS.

    Se han registrado epidemias de peste en África, Asía y Sudamérica, "pero desde la década de 1990 la mayoría de los casos se han concentrado en África". Los tres países más endémicos de peste son Madagascar, Perú y la República Democrática del Congo. Según los datos disponibles de la organización, entre 2010 y 2015 se han notificado 3248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales.

    Aunque originadas por la misma bacteria, existen tres tipos de peste cuyos síntomas varían: bubónica (afecta a los ganglios linfáticos), septicémica (afecta a la sangre) y neumónica (afecta a los pulmones). "Es una enfermedad muy grave para el ser humano, sobre todo en sus formas septicémica (infección sistémica causada por la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo) y neumónica".

    A pesar de que se puede tratar con antibióticos, la tasa de letalidad ante la ausencia de un tratamiento es del 30 al 100%. En este sentido, "la forma neumónica, invariablemente mortal si no se trata pronto, es especialmente contagiosa y puede desencadenar epidemias graves con transmisión de persona a persona a través de gotículas respiratorias suspendidas en el aire", añade la OMS.

    Respecto a la peste negra del siglo XIV, los indicios sugieren que la forma en la que se originó fue bubónica primaria y la transmisión "se produjo a través de barcos y personas que transportaban los fatídicos agentes, las ratas y las pulgas infectadas, entre las mercancías o en sus propios cuerpos, y de este modo propagaban la peste, sin darse cuenta, allí donde llegaban", recogen en National Geographic.

    De esta manera, la forma de manifestación más común fue la bubónica, pero había más variantes como la peste septicémica, "en la cual el contagio pasaba a la sangre, lo que se manifestaba en forma de visibles manchas oscuras en la piel". Por esta razón recibió el nombre de peste negra o muerte negra. También se dieron casos de peste neumónica, "que afectaba al aparato respiratorio y provocaba una tos expectorante que podía dar lugar al contagio a través del aire".

    Uno de los interrogantes de esta pandemia siempre ha sido su rápida y extensa propagación y, de hecho, "algunos historiadores proponen que la modalidad mayoritaria fue la peste neumónica o pulmonar, y que su transmisión a través del aire hizo que el contagio fuera muy rápido".

    La peste bubónica es la forma más frecuente de la enfermedad cuyo periodo de incubación puede ser de hasta siete días. Es provocada por la picadura de pulgas infectadas y recibe este nombre porque los ganglios linfáticos (bubones) se inflaman y se hinchan provocando dolor y tensión. Estos bubones pueden encontrarse en las axilas, cuello o ingles, aunque otros síntomas de esta forma de peste son: fatiga, dolor de cabeza, fiebre repentina, escalofrías o dolores musculares.

    "La peste bubónica raramente se transmite entre personas. Sin embargo, puede evolucionar y diseminarse a los pulmones, causando una forma más grave de la enfermedad denominada peste neumónica", indica la OMS.

    La peste septicémica seproduce "cuando las bacterias de la plaga se multiplican en el torrente sanguíneo", señalan en Mayo Clinic. En este caso, los síntomas pueden ser los siguientes: fiebres, escalofríos, debilidad, dolor abdominal, diarrea, vómitos, gangrena en las extremidades o sangrado en la boca, nariz o debajo de la piel.

    La peste neumónica o pulmonar es una de las formas más graves y altamente mortal si no se trata inmediatamente. "El periodo de incubación puede ser de tan solo 24 horas y cualquier persona con peste neumónica puede transmitir la enfermedad a otras", subraya la OMS. Los síntomas aparecen poco después de la infección e incluyen dificultad para respirar, tos con restos de sangre en el esputo, fiebre, nauseas, vómitos, dolor de cabeza o debilidad.

  5. Qué hacer y qué no hacer si me pica una medusa en el mar

    La mayor afluencia de bañistas en las playas durante la época de verano hace aumentar las picaduras a causa de las medusas. Estos animales que habitan en el mar poseen tentáculos que secretan toxinas, las cuales pueden causar daños en contacto con la piel.

    Estas picaduras pueden variar mucho en cuanto al nivel de gravedad y, aunque en la mayor parte de los casos solamente producen daños cutáneos, hay en ciertas ocasiones que pueden provocar enfermedades en todo el cuerpo o, en casos extremos, la muerte.

    Estas picaduras que son más o menos frecuentes durante los meses de verano, normalmente, se tratan mediante cuidados de primeros auxilios y tratamiento médico, en función del tipo de medusa, la gravedad de la picadura y tu reacción a ella, tal y como informan desde Mayo Clinic.

    Para concluir que se ha sufrido la picadura de una medusa, es importante conocer los diferentes síntomas que pueden presentarse, los cuales son más o menos graves. Según Sanitas, pueden ser los siguientes:

    Algunas creencias populares bastante extendidas apuntan a ciertas acciones que se deben llevar a cabo cuando se sufre la picadura de una medusa. Sin embargo, estas acciones no dan resultado o no se ha demostrado que den resultado, según la organización Mayo Clinic: