Login

 

20MINUTOS.ES - Salud

Noticias de Salud en 20MINUTOS.ES
  1. El 12 de noviembre es el Día Mundial contra la Neumonía; ¿Cómo se contrae y se trata y cuál es su prevalencia?
    La neumonía es una infección aguda pulmonar causada por bacterias, virus u hongos. Pese a ser común, puede llegar a ser grave. Sin embargo, aunque la vacunación antigripal y antineumocócica puede ayudar a prevenir esta infección, las tasas de vacunación son muy bajas. Por eso, los expertos recomiendan aumentar las coberturas vacunales y así lo han explicado durante el encuentro organizado por la compañía biomédica Pfizer y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) con motivo del Día Mundial contra la Neumonía. Además, los expertos han recordado que es importante concienciar sobre la posibilidad de vacunarse a las personas a partir de los 60 o 65 años, ya que el sistema inmunológico sufre un deterioro a esta edad. Así pues, los profesionales recomiendan la vacunación fundamentalmente a este colectivo. El coste medio del tratamiento hospitalario por neumonía es de unos 2.000 euros por paciente triplicándose la cifra si se trata de un enfermo que requiere los tratamientos en una Unidad de Cuidados Intensivos. Por ello se incide en la vacunación como una buena medida para ahorrar costes al sistema sanitario.
  2. Expertos recomiendan vacunarse para prevenir la neumonía
    La neumonía es una infección aguda pulmonar causada por bacterias, virus u hongos. Pese a ser común, puede llegar a ser grave. Sin embargo, aunque la vacunación antigripal y antineumocócica puede ayudar a prevenir esta infección, las tasas de vacunación son muy bajas. Por eso, los expertos recomiendan aumentar las coberturas vacunales y así lo han explicado durante el encuentro organizado por la compañía biomédica Pfizer y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) con motivo del Día Mundial contra la Neumonía. Además, los expertos han recordado que es importante concienciar sobre la posibilidad de vacunarse a las personas a partir de los 60 o 65 años, ya que el sistema inmunológico sufre un deterioro a esta edad. Así pues, los profesionales recomiendan la vacunación fundamentalmente a este colectivo. El coste medio del tratamiento hospitalario por neumonía es de unos 2.000 euros por paciente triplicándose la cifra si se trata de un enfermo que requiere los tratamientos en una Unidad de Cuidados Intensivos. Por ello se incide en la vacunación como una buena medida para ahorrar costes al sistema sanitario.
  3. Cómo prevenir y erradicar las molestas lombrices intestinales
    Según la Asociación española de Pediatría (AEP), entre un 40 y 50% de los escolares españoles entre 5 y 14 años han padecido alguna vez oxiurosis, lo que comúnmente se conoce como lombrices intestinales. Se trata de una infección producida por enterobius vermicularis, un parásito que mide entre 6 a 13 milímetros y es de un color blanquecino.Este parásito se contagia muy fácilmente a través de los huevos que la hembra deposita alrededor de la zona perianal de las personas afectadas, principalmente por la noche. Los huevos, que quedan adheridos a la piel y la ropa de la zona, se trasmiten fácilmente a consecuencia del rascado, pues se depositan bajo las uñas y se perpetúa la autoinfección por transmisión fecal-oral. Además de depositarse en objetos de uso corriente, como juguetes, cubiertos… lo que facilita la trasmisión a otras personas.Esta infección a veces es asintomática (sobre todo en caso de adultos), pero cuando se presentan, estos son los síntomas más frecuentes:•Picor alrededor del ano, sobre todo por la noche y sensación de un cuerpo extraño.•Sueño inquieto y despertares nocturnos frecuentes. De hecho tienen fama de causar pesadillas en los niños.•Si la infección se extiende a los genitales, en las niñas puede provocar irritación vaginal.•Infecciones secundarias derivadas de erosiones en la piel al rascarse.•Si el intestino está infestado y hay una cantidad de lombrices muy elevada, se puede aparecer un dolor abdominal similar al de la apendicitis.•AEP recuerda que otros síntomas como bruxismo, uresis nocturna o prurito nasal, tradicionalmente relacionados con esta infección, no está demostrado que sean provocados por estos oxiuros.Hay dos formas de confirmar la presencia de estos parásitos:•Test de Graham: Se coloca una cinta adhesiva transparente durante toda la noche o por la mañana en zona perianal. En el microscopio se podrá comprobar la presencia o no de los diminutos huevos del parásito.•Visualización directa del parásito por la exploración anal o vaginal. También preferiblemente por la mañana o incluso durante la noche, que es cuando las hembras se acercan a la zona para depositar los huevos. A veces también puedes observarse en las heces o la ropa interior.La infección por enterobius vermicularis es fácilmente tratable con dos medicamentos: Mebendazol y Pamoato de Pirantel, pero el parásito es tan contagioso, que además de prescribirse a todos los miembros de la familia, se deberán tomar una serie de medidas higiénicas para evitar sobreinfecciones, pues los huevos pueden sobrevivir hasta tres semanas con un alto nivel de humedad.La farmacéutica Cinfa, nos ayuda a prevenir su propagación con estos 10 consejos:
  4. La OCU detecta micotoxinas en especias como el pimentón y la nuez moscada
    Las micotoxinas son las protagonistas de una de cada cinco alertas alimentarias en la Unión Europea y es muy habitual encontrarlas en determinadas especias. Estas toxinas, producidas por hongos, contaminan el 77% de las muestras de pimentón y el 46% de nuez moscada, según el último informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Según indican en el informe, estas cantidades no tienen por que ser preocupantes, sin embargo "contribuyen a una ingesta global y acumulativa que amenaza nuestra salud". Además, la organización advierte también de que pueden causar cáncer, además de tener efectos inmunodepresores, afectar al ADN y dañar el hígado y los riñones. El sistema de alertas en seguridad alimentaria de la Unión Europea (RASFF), publica cada año datos de las alertas registradas, y este año hay un 28% más de alertas nuevas respecto al anterior. Entre ellas, destaca la 'Salmonella', 'Listeria mocytogenes' y aquellas que albergan peligros químicos como las denominadas 'Micotoxinas', presentes en frutos secos y semillas procedentes de países terceros, así como en determinadas especias. La OCU ha querido rastrear la presencia en estos productos, encontrando que hay dos tipos de micotoxinas especialmente peligrosas: la aflatoxina B1 y la ocratoxina A, presente en un 71% de productos, sobre todo en aquellos que llevan derivados del pimentón y nuez moscada. Estos datos, los han podido obtener tras analizar 26 muestras de nuez moscada y 100 de pimentón recogidas en España, Bélgica y Portugal. No son niveles alarmantes, pero el problema reside en que, si se acumulan en nuestro organismo junto con las toxinas que puedan tener otros alimentos es lo que ellos denominan "efecto suma".Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricutura y la Alimentación (FAO), el 25% de los cultivos están contaminados por micotoxinas, sobretodo en las regiones con climas cálidos y húmedos. Además, las especias no son los únicos alimentos, según ha querido destacar la OCU, es posible encontrar aflatoxinas en el maíz, cacahuetes, arroz, cacao, aceites vegetales y otros alimentos. La ocratoxina A, por su parte, puede hallarse también en legumbres, cerveza, vino, café, etc. La Organización de Consumidores y Usuarios ha alertado también de la necesidad de darle importancia a la problemática tras la publicación de su análisis, y piden a las autoridades europeas que refuercen las medidas para prevenir la contaminación por micotoxinas en alimentos y que aumenten los controles para que los productores y comercializadores de alimentos lleven a cabo buenas prácticas de seguridad alimentaria. Por otro lado, insisten en "la necesidad de seguir una dieta variada y equilibrada" para evitar riesgos ligados al llamado "efecto suma", es decir, consumir ciertos alimentos "sospechosos" de forma moderada, más que eliminarlos rotundamente.
  5. Más actividad física tras un diagnóstico de cáncer de mama puede disminuir el riesgo de muerte
    Al menos 150 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada, como caminar rápido, se asocia con una menor mortalidad por todas las causas en pacientes con cáncer de mama posmenopáusico, independientemente de sus niveles de actividad física antes del diagnóstico, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto Breast Cancer Research.Aunque se han reconocido los beneficios de la actividad física antes y después del diagnóstico, pocos estudios han examinado si los niveles cambiantes de actividad física después del diagnóstico de cáncer de mama pueden afectar la mortalidad.Investigadores del Centro Alemán de Investigación del Cáncer en Heidelberg investigaron las asociaciones entre la actividad física pre y postdiagnóstico y el pronóstico en mujeres posmenopáusicas que fueron diagnosticadas con un primer cáncer primario en Alemania.Audrey Jung, autora de la investigación, explica que "los resultados del estudio sugieren que la actividad física en el tiempo libre en los pacientes con cáncer de mama tiene valor, y que sus beneficios asociados no solo se limitan a las mujeres físicamente activas antes y después del diagnóstico. En cambio, los beneficios parecen extenderse a las mujeres que no se adhirieron a los niveles recomendados de actividad física antes del diagnóstico, pero que lo hicieron después del diagnóstico".Los investigadores encontraron que, en comparación con las mujeres que eran insuficientemente activas antes y después del diagnóstico (menos de 150 minutos de actividad física de intensidad moderada), las mujeres que fueron suficientemente activas después del diagnóstico tenían un menor riesgo de muerte por cualquier causa.Para las mujeres que realizaban 150 minutos o menos de actividad física de tiempo libre de intensidad moderada por semana antes del diagnóstico, aumentar su actividad física a 150 minutos o más de actividad física de intensidad moderada por semana después del diagnóstico se asoció con un riesgo reducido del 50% de mortalidad global.Mientras que para las mujeres que tenían más de 150 minutos de actividad física antes y después del diagnóstico, esto se asoció con una reducción del riesgo del 30%.Los resultados, en combinación con otros estudios, sugieren que la actividad física es importante para mejorar la supervivencia después del diagnóstico de cáncer de mama y, según los autores, debe fomentarse especialmente en mujeres que son menos activas antes del diagnóstico. Los autores recomiendan que las mujeres sigan las pautas mundiales actuales de actividad física recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.Los autores advierten que para comprender mejor las complejas relaciones entre la actividad física antes y después del diagnóstico y el aumento de la supervivencia en pacientes con cáncer de mama, se necesitarían ensayos controlados aleatorios grandes.